Nota El Cronista: "Un nuevo bluetooth en ciernes"

Publicado: 25/11/2014



 

Near Field Communication (NFC), la tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos, ya tiene más de 10 años de vida pero aún no logró despegar localmente. De todas maneras, varias firmas, como Sony y Samsung, han lanzado equipos que cuentan con esta tecnología.
El principal objetivo de NFC es lograr una comunicación entre dos dispositivos de manera cómoda, ahorrando tiempo y esfuerzo al usuario, quien solo deberá acercar su equipo al terminal o TAG para, por ejemplo, validar su identidad, efectuar pagos o transferir datos a otro aparato.
En nuestro país, esta tecnología no estuvo permitida hasta 2012, porque faltaba una reglamentación que regulara su uso y muchos teléfonos con NFC tenían deshabilitada esa función. En noviembre de ese año, la resolución 2519/2012 de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (la norma técnica CNC-Q2-60.14 V12.1 ‘Dispositivos de Baja Potencia’) publicó el uso y alcance de varias frecuencias, entre ellas, la de 13,56 MHz, que es la que usa el NFC. A partir de ese momento, la Argentina ya está habilitada para subirse a esta tecnología y sus innumerables aplicaciones. No obstante, aún son pocas las compañías que se animaron a tantearla.
Experiencias
Entre las firmas locales que se animaron a probarla, está la agencia de medios MEC Global. "Fuimos la primera agencia en lanzar una campaña de comunicación con NFC en la Argentina. Lo hicimos el año pasado, para nuestro cliente Sony", comenta Eric Caamaño, director de Experiencia al Cliente de MEC.
Esta agencia, que tiene 55 empleados en nuestro país y su facturación anual ronda los $ 300 millones, le propuso a Sony realizar una innovadora campaña publicitaria. "Como la firma tiene muchos productos con NFC, le propusimos armar una campaña de branding. Primero, publicamos un aviso en la revista Rolling Stone, donde pegamos un tag de Sony -sticker con información-. Todos los usuarios de smartphones con NFC podían apoyarlo en el tag y les transmitía un video comercial de Sony donde se mostraban todos los productos que incluían esa tecnología. Además, realizamos, en las paradas de colectivos, gráficas con tag NFC. Quienes apoyaban allí sus móviles con NFC podían escuchar el comercial y, automáticamente, les abría un Google Map indicando la ubicación del Sony Store más cercano", cuenta Caamaño.
La campaña en vía pública fue realizada en toda la ciudad de Buenos Aires. "Se lograron duplicar las ventas en un año y aumentar el tráfico en los puntos de venta. La suba fue del 15%", detalla el directivo.
La agencia hizo un demo de una campaña de conducción responsable para Toyota. "Pensamos incluir un tag en los autos de alta gama para que el usuario deje el smartphone en un holder y éste, a través de NFC, bloquee las llamadas, prenda el GPS y pase los e-mails y mensajes de texto a voz", anticipa.
Mayor control
A comienzos de año, la cordobesa 3XM Group implementó NFC en la clínica Reina Fabiola para uso interno. "Nuestro foco es data analitics, pero hicimos este proyecto por pedido del cliente", dice Sebastián Ganame, presidente de 3XM Group.
La clínica, que emplea a 400 personas, buscaba una solución para evitar el uso del papel en las consumiciones de su bar. Es que los médicos y el personal de la clínica tienen, diariamente, consumiciones gratis en el bar, según el horario y función que desempeñen. Era necesario tener un mecanismo de control para prever los gastos mensuales y controlar las consumiciones de los profesionales, en tiempo real. Además, querían utilizar las mismas tarjetas que ya usaban para habilitar el ingreso de los médicos y los horarios de la jornada laboral.
"A uno de mis socios se le ocurrió usar NFC porque las tarjetas de alta frecuencia podían ser leídas por esta tecnología y, a las que eran de baja frecuencia, les incorporamos un tag. Los mozos debían tener un dispositivo móvil para ingresar los consumos en las instalaciones de la clínica y esta tecnología lo permitía. Desarrollamos una aplicación móvil que corre en el celular que tienen los empleados del bar", relata Ganame.
Esta aplicación lee las tarjetas y registra los consumos, indicando qué tipo es y su precio. Permite autorizar y registrar consumos del bar en tiempo real desde cualquier lugar de la clínica. Eso es validado para corroborar si la persona todavía podía hacer ese pedido y lo guarda. "Toda esta información se almacena en un servidor central. Esta tecnología también brinda reportes para consultar cuánto se está consumiendo, si está dentro de lo previsto y ver tendencias de, entre otros datos", dice el presidente de 3XM Group.
El sistema, instalado en marzo, registra unos 700 consumos diarios del bar y el costo de la implementación fue bajo. Aunque prefiere no revelar los números exactos, cuenta que la clínica solo tuvo que comprar dos smartphones con NFC y el desarrollo de la aplicación. "Además, la clínica, ahora, podría registrar cualquier tipo de evento, como controlar el retiro de materiales de cirugía. Si se le coloca NFC al material, se podría saber cuántos materiales utiliza cada departamento", agrega.
Comprar sin hacer la cola
En abril, la cadena de cines Hoyts, de la mano de BlackBerry, implementó NFC para agilizar la compra de bebidas y snacks antes de entrar a la sala.
La cadena tiene una aplicación para que los usuarios puedan consultar las películas que hay en cartelera, reservar sus entradas y comprarlas. Los fines de semana por la tarde, hay mucha gente en un período corto de tiempo comprando bebidas, pochochos, nachos y golosinas. "Se hacían filas muy largas. Entonces, surgió la idea de utilizar un medio de compra fácil y rápido para la gente que quisiera hacerlo", recuerda Matías de la Cruz, gerente de Alianzas para BlackBerry Latinoamérica.
Así fue que se les ocurrió implementar NFC. "Se pusieron postes con diferentes combos y tags NFC. Quien quiere comprar una de las promos solo debe acercar su equipo Z10 y la aplicación lee la información. Luego, debe confirmar la compra y continuar con el proceso, a través de la aplicación que ya tenía Hoyts. Por último, se define la zona de entrega y se retira el producto. Así, se logró desagotar la cola de gente que tenía en horarios pico. Hoyts, hasta ahora, solo lo tiene disponible con nuestros móviles pero seguramente en el futuro lo extienda a dispositivos de otras marcas", adelanta.
Caamaño agrega que, hoy, el uso de NFC es bastante limitado y que deberían hacerse campañas educativas que muestren todo su alcance que tienen los tags. "Está siendo subutilizado, subcomunicado y tiene un potencial gigante que se puede usar en la vida diaria", resalta.

Near Field Communication (NFC), la tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos, ya tiene más de 10 años de vida pero aún no logró despegar localmente. De todas maneras, varias firmas, como Sony y Samsung, han lanzado equipos que cuentan con esta tecnología.

El principal objetivo de NFC es lograr una comunicación entre dos dispositivos de manera cómoda, ahorrando tiempo y esfuerzo al usuario, quien solo deberá acercar su equipo al terminal o TAG para, por ejemplo, validar su identidad, efectuar pagos o transferir datos a otro aparato.

En nuestro país, esta tecnología no estuvo permitida hasta 2012, porque faltaba una reglamentación que regulara su uso y muchos teléfonos con NFC tenían deshabilitada esa función. En noviembre de ese año, la resolución 2519/2012 de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (la norma técnica CNC-Q2-60.14 V12.1 ‘Dispositivos de Baja Potencia’) publicó el uso y alcance de varias frecuencias, entre ellas, la de 13,56 MHz, que es la que usa el NFC. A partir de ese momento, la Argentina ya está habilitada para subirse a esta tecnología y sus innumerables aplicaciones. No obstante, aún son pocas las compañías que se animaron a tantearla.

Experiencias

Entre las firmas locales que se animaron a probarla, está la agencia de medios MEC Global. "Fuimos la primera agencia en lanzar una campaña de comunicación con NFC en la Argentina. Lo hicimos el año pasado, para nuestro cliente Sony", comenta Eric Caamaño, director de Experiencia al Cliente de MEC.

Esta agencia, que tiene 55 empleados en nuestro país y su facturación anual ronda los $ 300 millones, le propuso a Sony realizar una innovadora campaña publicitaria. "Como la firma tiene muchos productos con NFC, le propusimos armar una campaña de branding. Primero, publicamos un aviso en la revista Rolling Stone, donde pegamos un tag de Sony -sticker con información-. Todos los usuarios de smartphones con NFC podían apoyarlo en el tag y les transmitía un video comercial de Sony donde se mostraban todos los productos que incluían esa tecnología. Además, realizamos, en las paradas de colectivos, gráficas con tag NFC. Quienes apoyaban allí sus móviles con NFC podían escuchar el comercial y, automáticamente, les abría un Google Map indicando la ubicación del Sony Store más cercano", cuenta Caamaño.

La campaña en vía pública fue realizada en toda la ciudad de Buenos Aires. "Se lograron duplicar las ventas en un año y aumentar el tráfico en los puntos de venta. La suba fue del 15%", detalla el directivo.

La agencia hizo un demo de una campaña de conducción responsable para Toyota. "Pensamos incluir un tag en los autos de alta gama para que el usuario deje el smartphone en un holder y éste, a través de NFC, bloquee las llamadas, prenda el GPS y pase los e-mails y mensajes de texto a voz", anticipa.

Mayor control

A comienzos de año, la cordobesa 3XM Group implementó NFC en la clínica Reina Fabiola para uso interno. "Nuestro foco es data analitics, pero hicimos este proyecto por pedido del cliente", dice Sebastián Ganame, presidente de 3XM Group.

La clínica, que emplea a 400 personas, buscaba una solución para evitar el uso del papel en las consumiciones de su bar. Es que los médicos y el personal de la clínica tienen, diariamente, consumiciones gratis en el bar, según el horario y función que desempeñen. Era necesario tener un mecanismo de control para prever los gastos mensuales y controlar las consumiciones de los profesionales, en tiempo real. Además, querían utilizar las mismas tarjetas que ya usaban para habilitar el ingreso de los médicos y los horarios de la jornada laboral.

"A uno de mis socios se le ocurrió usar NFC porque las tarjetas de alta frecuencia podían ser leídas por esta tecnología y, a las que eran de baja frecuencia, les incorporamos un tag. Los mozos debían tener un dispositivo móvil para ingresar los consumos en las instalaciones de la clínica y esta tecnología lo permitía. Desarrollamos una aplicación móvil que corre en el celular que tienen los empleados del bar", relata Ganame.

Esta aplicación lee las tarjetas y registra los consumos, indicando qué tipo es y su precio. Permite autorizar y registrar consumos del bar en tiempo real desde cualquier lugar de la clínica. Eso es validado para corroborar si la persona todavía podía hacer ese pedido y lo guarda. "Toda esta información se almacena en un servidor central. Esta tecnología también brinda reportes para consultar cuánto se está consumiendo, si está dentro de lo previsto y ver tendencias de, entre otros datos", dice el presidente de 3XM Group.

El sistema, instalado en marzo, registra unos 700 consumos diarios del bar y el costo de la implementación fue bajo. Aunque prefiere no revelar los números exactos, cuenta que la clínica solo tuvo que comprar dos smartphones con NFC y el desarrollo de la aplicación. "Además, la clínica, ahora, podría registrar cualquier tipo de evento, como controlar el retiro de materiales de cirugía. Si se le coloca NFC al material, se podría saber cuántos materiales utiliza cada departamento", agrega.

Comprar sin hacer la cola

En abril, la cadena de cines Hoyts, de la mano de BlackBerry, implementó NFC para agilizar la compra de bebidas y snacks antes de entrar a la sala.

La cadena tiene una aplicación para que los usuarios puedan consultar las películas que hay en cartelera, reservar sus entradas y comprarlas. Los fines de semana por la tarde, hay mucha gente en un período corto de tiempo comprando bebidas, pochochos, nachos y golosinas. "Se hacían filas muy largas. Entonces, surgió la idea de utilizar un medio de compra fácil y rápido para la gente que quisiera hacerlo", recuerda Matías de la Cruz, gerente de Alianzas para BlackBerry Latinoamérica.

Así fue que se les ocurrió implementar NFC. "Se pusieron postes con diferentes combos y tags NFC. Quien quiere comprar una de las promos solo debe acercar su equipo Z10 y la aplicación lee la información. Luego, debe confirmar la compra y continuar con el proceso, a través de la aplicación que ya tenía Hoyts. Por último, se define la zona de entrega y se retira el producto. Así, se logró desagotar la cola de gente que tenía en horarios pico. Hoyts, hasta ahora, solo lo tiene disponible con nuestros móviles pero seguramente en el futuro lo extienda a dispositivos de otras marcas", adelanta.

Caamaño agrega que, hoy, el uso de NFC es bastante limitado y que deberían hacerse campañas educativas que muestren todo su alcance que tienen los tags. "Está siendo subutilizado, subcomunicado y tiene un potencial gigante que se puede usar en la vida diaria", resalta.

Ver la nota:

http://www.cronista.com/itbusiness/Un-nuevo-bluetooth-en-ciernes-20141125-0022.html#

Publicado: 25/11/2014